Make your own free website on Tripod.com

|Principal | Escribe | Reglas | Historias |

HISTORIA COLECTIVA #3

Titulo: La Lista Sangre Sucia : página 2

Todos se miraban sin saber que pensar o decir. ¿Que Voldemort habia mandado a Malfoy a dar la contraseña?¿Por que lo habia hecho?Harry estaba casi seguro q Voldemort lo habia hecho con algun fin maligno.

Mientras tanto todos se miraban con la boca abierta pero sobre todo muy asustados.

Voldemort sonrió y despues tiró una carcajada muy fria en el seco aire por que el sabia q todos tenian miedo y sobre todo estaba feliz porque sabia que Snape no se podia mover y que Harry estaba en la boca del lobo.

Después de unos momentos se rompió el silencio.

-Voldemort- mis queridos niños no se como pueden ser tan inocentes, claro Harry es como su padre,muy confiado.

-Harry- No Hables de mi padre.

-Voldemort- ¡¡¡EXPELIARMO!!! Gracias por sus baritas.

-Bueno aqui se quedaran, Lucius!!

Le dio instrucciones a Lucius, Voldemort dijo en una voz baja pero tajante y en un tono audible, me llevo a la señorita, amarra al pelirrojo, lleva a a Snape a otro cuarto y a Harry lo pones al cuarto NEGRO!

-Lucius- Con mucho gusto mi señor.

Lucius amarró a Ron en cuanto Voldemort se fue despues cerró la puerta con Harry y Ron adentro mientras llevaba a Snape.

Ron- ¡SE LLEVO A HERMIONE Y YO NO PUDE HACER NADA!

Ron calmate que podiamos hacer Voldemort y un mortifago y ademas nosotros 3 desarmados.

-Si harry pero ahora tenemos mas problemas ahora nos van a separar.

-Si, ¿Que sera el cuarto Negro?

-No se pero suena feo hasta me extremece, ¿pero como voy a salir de aqui para salvar a Hermione?

Cuando la puerta se abrió Harry pensó que seria su fin o que por lo menos estaba cerca ,pero cuando vio quien era...

-¡¡HERMIONE!!- dijeron Harry y Ron al unisono.

Pero Hermione no les fue ayudar, estaba como extraña sus ojos estaban rojos y apunto a Harry con la barita cuando lo hizo salió un humo violeta que amarró a Harry con unas sogas negras, antes de cerrar le dio un toque a la barita a lo cual hacia en el fondo del cuarto que era una calabera. La calabera se levantó y cojio una piedra color negra que Hermione le daba, entonces la calabera la cojió y se la pasó a Ron por la mano, pero Harry veia a Ron que gritaba y lloraba y le decia a Hermione: -¿Hermione que te pasa?¿por que lo haces?¿Que te a hecho Voldemort?

Pero Ron no tenia nada en la mano.Entonces cuando Hermione escuchó a Ron, ella dijo:

-Calaverum se la vas a pasar dos horas más por atreverse a decir el nombre de mi amo.

-En cuanto a ti ven conmigo- apuntó con la barita a donde estaba Harry amarrado y Harry la siguió en el aire,cuando se cerró la puerta se escuchaban los gritos de dolor de Ron y Harry escuchó alcanzar lo ultimo que dijo Ron :¡¡MALDITO VOLDEMORT Y TODOS SUS SEGUIDORES!!

Mientras Harry seguia subcionado y levitado en el aire,llegaron a una puerta de color negro con una cara de cocodrilo con unos colmillos amarillos y unos ojos rojos. Hermione le dio algo y la puerta se abrió, era horrible en todos sus aspectos,en sus paredes cuerpos de personas(por lo menos eso le pareció a Harry) aplastados y derretido como si hubieran estado en un horno y su cara demostraba el horor cuando eso paso, en el centro habia una mesa donde habian unos sonidos de dolor y arrepentimiento que gritaban:

-¡NOOOOOO!!, ¡SACAME, POR FAVOR, POR PIEDAD!

Al final de la habitación habian dos puertas en las que bajaba la sangre como si fuera una fuente,Hermione dejó a Harry solo y desapareció, Harry no podia hacer nada, ni salir, ni pedir ayuda, Dumbledore no estaba ahy, ¡¡No estaba ahy!! No podia ayudarlo ni aconcejarlo ¿Que podia hacer? De la puerta salió un holor apestoso pudrefacto, de la otra puerta salian chispas de color negro y tambien sangre y lo que aparentaba piel derretida. A Harry le latia el corazón este era su fin le iban a sacar la piel y lo iban a meter a esa mesa para que sufriera por siempre.

De momento se abrió una de las puertas la del olor putrefacto. Harry miró hacia adentro y...

-¡AHHHHHHHHHHHHH!- gritó Harry.

Harry gritó al ver dos ojos desorbitados que lo miraban. a escena detrás de la puerta era horrible.... había un hombre muerto atado a una cuerda que colgaba encima de un gran caldero con una poción espumeante que olía a mil demonios. Los vapores del caldero tenían la propiedad de putrefactar la carne del difunto la cual se mostraba evidentemente lacerada.

Harry lo miró con horror y pensó para sí ¡Dios que muerte tan horrible! Definitivamente el señor tenebroso planeaba muertes ejemplares para quienes lo contradecían. Afortunadamente para Harry ese hombre muerto no era nadie conocido.

El caldero era enorme y ocupaba toda la sala. En su interior hervían viseras, sangre y otras porquerías. Harry estuvo apunto de vomitar.

Mientras revisaba el cuarto se dio cuenta que cruzando el caldero había otra puerta. ¡Talvez esta llevaría a una salida! –pensó- y comenzó a idear la forma de pasar el caldero sin ser adsorbido por la fétida y mortal poción.

¿Pero como saldré de esta?- se preguntaba; tragó saliva al pensar la posibilidad de no volver a ver a sus amigos.

Harry aún estaba dudando sobre la posibilidad de ver a sus amigos con vida otra vez, cuando de pronto oyó un grito ahogado de Hermione. No sabía de donde venía, pero pensó en lo que le podrían estar haciendo y empezó a sentir que una rabia y odio hacia Voldemort se apoderaba de él. Sin pensarlo más, y empujado por el odio que sentía, hizo explotar el caldero con un hechizo, y atravesó la puerta ignorando al hombre muerto que se encontraba colgado en el techo. Tal como pensó, detrás del caldero había otra puerta. La cruzó de golpe, y aunque sentía un gran odio, lo que vió en aquella sala le heló la sangre una vez más. Cuidadosamente atados en las paredes, por unas cuerdas mágicas, se encontraban todos los profesores de Hogwarts.

-¡Así que aquí es donde los llevaron! - pensó Harry.

Los profesores se encontraban como petrificados, con los ojos cerrados y expresiones distintas. Harry ojeó rápidamente y vió a McGonagall, con una expresión de severidad infinita mezclada con la rabia que sintió cuando la inmobilizaron. Siguió mirando y pasó por Filch, la Sra. Sprout, Sybill Trewlaney, Hagrid... y muchos más. Se detuvo hacia el sitio donde Dumbledore estaba. En su cara se reflejaba un tremendo odio hacia sus inmobilizadores, mezclado con una tristeza al no poder hacer nada por Hogwarts.

Harry sintió un odio aún mas grande que antes, y en su cabeza sólo oía voces pidiendo ayuda. No sabía lo que le estaba pasando, pues con ese odio infinito volvió a la sala anterior con la intención de luchar de una vez por todas con Voldemort. Provocó una gran explosión en medio de la habitacion, que hizo aparecer a muchos mortífagos, entre ellos Draco y el mismísimo Voldemort. Le rodearon todos apuntándolo con sus varitas. Sorprendiéndose de si mismo, Harry apenas sintió miedo. Su odio hacia Voldemort le impedía sentir nada más.

Oh, Harry, Harry, ¿De modo que quieres salvar a tus profesores y amigos? - dijo Voldemort, burlándose de él - bueno, si, verdaderamente te pareces a tu padre, que asco me...

Voldemort no pudo terminar su frase, Harry no se había aguantado más el odio, y empezó a hacer girar su varita, disparando rápidamente hechizos mortales hacia todos lados, y gritando con todas sus fuerzas. Los mortífagos apenas podían verlo, la habitacion se llenó de un humo verdoso por todas partes. Cuando el humo se fue, Harry se encontraba en medio de la habitación con los ojos fijos en Voldemort, en silencio,y apuntándolo con la varita. Por todos lados había mortífagos tumbados en el suelo, muchos estaban muertos, otros petrificados. Por primera vez, a Voldemort se le distinguió una nota de terror en sus ojos. Draco estaba justo detrás de él, temblando y moviendo el labio sin decir nada.

-Despídete - dijo Harry a Voldemort, con una voz que no parecía la suya - si es que tienes a alguien de quien puedas despedirte.

Voldemort dió un paso atrás, sin saber que responder. Nunca había visto un ataque semejante como el que había hecho Harry, en cuestión de segundos y aún no daba crédito a lo que había pasado.

Cuando todo parecía haber terminado, y Harry se disponía a finalizar su ataque...

-Creo que no, Harry Potter - dijo una voz a su espalda, a la vez que le quitaba la varita a Harry . A Harry le resultó una voz conocida, pero no... no podía ser -¡¡Cornelius Fudge!! -gritó Harry sin poder creerlo -¡usted, no puede ser cierto! -Bien, ya ves que si querido Harry - dijo Fudge con una sonrisa de triunfo en su cara - la verdad, creo que nadie habría sospechado que yo pudiera estar del lado de Voldemort, así que era su espía perfecto. Voldemort parecía haber recuperado toda la confianza en si mismo, y sonreía con sarcasmo. Con Voldemort, Fudge y Draco apuntándolo con sus varitas, Harry pensó que todo había terminado, cuando se oyó un ruido que los confundió a todos. Venía de la habitación donde se encontraban los profesores... parecía la voz de Dumbledore... ¿Se había despertado del hechizo? Harry estaba confuso, al igual que Voldemort y Fudge. ¿Como era posible?

Harry, no menos curioso y confuso que Voldemort, Draco y Fudge, miró la puerta de donde había salido la voz. No podía creer que fuera Dumbledore. Segun tenía entendido,nadie podia salir del Petrificus Totalus así por las buenas, sin embargo, de allí salia una voz igual a la de Dumbledore. Voldemort estaba confuso tambien y habia bajado un poco la varita, dejando de apuntar a Harry. Los cuatro miraban hacia la puerta oscura, y poco a poco empezaron a divisar una sombra alta que se acercaba. Finalmente, Dumbledore salio de la puerta confirmando todo lo que parecía ser.Harry ahogó un grito de alegria cuando le vió, pero despues se quedó muy serio mirando fijamente aquel hombre. No era el Dumbledore de siempre, amable y sonriente. Sus ojos estaban fijos en Voldemort,con una expresion que daba miedo, sin parpadear. Sostenía la varita con los puños cerrados, y apuntó a Voldemort. Harry no podía entender como había salido de su estado de petrificacion. Voldemort tampoco entendía eso, y parecia tan confuso como asustado, pues, auqnue hacia años que había recuperado su gran poder, aun seguía temiendo a Albus Dumbledore. Bastantes problemas había tenido para immobilizarlo y petrificarlo, pues necesitó la ayuda de 50 mortífagos.

-Tu... pagarás por todo, pagaras por todos a quienes has torturado y matado - dijo Dumbledore con una voz que no parecía la suya. Voldemort, aunque confuso, de repente volvió a apuntar a Harry con la varita.

-Un solo movimiento o hechizo y mataré al muchacho.

Dumbledore consideró la situación un segundo, y lentamente, dejó de apuntar a Voldemort y apuntó tambien a Harry. Harry sintió pánico y estaba aún mas confuso. Que era lo que pretendía Dumbledore? Voldemort tambien parecia confuso por ese cambio repentino, y esa confusión la aprovechó Dumbledore para lanzar un hechizo a Harry. Harry pensó por un momento que Dumbledore pudiera estar del lado de Voldemort, pero luego se dió cuenta de lo equivocado que estaba, pues lo que había hecho Dumbledore era un hechizo protector. Una burbuja azul se encontraba alrededor de Harry, protegiendolo. Voldemort se puso furioso.

-¡Avada kedavra! -gritó apuntando a Harry. La maldición rebotó en la burbuja y se perdió por el techo. Dumbledore, rapidamente lanzó otro hechizo hacia Fudge, inmovilizándolo en la pared atado con cuerdas mágicas.

-Puedo asegurarte que pasarás el resto de tus dias en Azkaban, traidor miserable - le dijo mirándole con asco.

Ahora estaban Dumbledore frente a Voldemort. Voldemort miró a todos los mortífagos que Harry había matado, repartidos por el suelo, luego a Fudge atado en la pared. Como ultimo recurso, buscó a Draco con la mirada, pero el muchacho se había desmayado con tantas emociones fuertes.

-Esto es un empate -vociferó Voldemort -pero no acabará aqui, volverás a oír de mí Dumbledore, y algun día te mataré.

Dicho esto, Voldemort desaparecio de repente. Al instante, la burbuja protectora de Harry se fundió y Harry corrió a abrazar a Dumbledore, con lágrimas en los ojos, producidas por la alegría de verle de nuevo con vida y por haberle salvado. Dumbledore le miró sonriendo. Volvía a ser el mismo Dumbledore que Harry conocía.

-Profesor, ¿Que ha pasado con Voldemort? Tenía entendido que en Hogwarts había un hechizo para impedir que la gente apareciera y desapareciera - dijo Harry.

-Es cierto Harry, pero parece que Voldemort, durante esos meses de ocupación de Hogwarts, destruyó muchos hechizos, incluyendo a este. Todo será restaurado de nuevo, ahora que Voldemort no está, los mortífagos que quedan en Hogwarts serán capturados y se volverá a la normalidad.

-Y, perdone que le pregunte pero... ¿Cómo logró salir de su estado de petrificación? - preguntó Harry muerto de curiosidad.

Una voz que oyó a sus espaldas le llenó de alegria

-Tu no eres el único que ha matado a esos mortífagos Harry -dijo Hermione saliendo de la habitación del lado

-Yo tambien me sé algunos hechizos potentes. Cuando oí tus gritos, localizé la habitación de los profesores y no me costó mucho liberar a Dumbledore. Tambien encontré a Ron y lo traje conmigo.

-¡Oh, Hermione! Ron! -dijo Harry corriendo hacia ellos -¡Me alegro tanto de verlos!

-¿Sabes Harry? -añadió Hermione -mientras tu y Dumbledore habeis estado luchando contra Voldemort, yo tambien he aprovechado el tiempo. Y poco a poco empezaron a salir todos los profesores de la habitación, sonrientes y aliviados de ver a Dumbledore y Harry con vida.

-Me alegro mucho de verlos a todos -dijo Dumbledore radiante -y creo que estareis de acuerdo conmigo en que esos tres chicos merecen se honrados como salvadores de Hogwarts. Les será entregada una medalla de honor, y habrá un banquete de celebración. Sin ellos, todo sería distinto ahora. Aunque, es mi deber recordar a todos que Voldemort sigue libre, y ahora a mucha distancia de aquí. Es cierto lo que ha dicho, seguro que volveremos a oír de él en poco tiempo, es preciso estar preparados.

En pocas semanas, Hogwarts recuperó del todo la normalidad. Los mortífagos que quedaban fueron reducidos y enviados a Azkaban junto con Cornelius Fudge. Draco fue absuelto pero vigilado constantemente por aurores del Ministerio de Magia. Harry disfrutaba de los días libres que habían dado al colegio, los estudiantes paseaban tranquilamente por los terrenos y jardines sin niguna ocupación. Harry estaba feliz de que el terror de Hogwarts hubiera finalizado y de tener de nuevo a Hermione y Ron a su lado. Pero su preocupación era que sabía que Voldemort volvería a por él. Recordó que Dumbledore le había dicho que tan rapido como pudiera, reuniría a los magos mas buenos que pudiera encontrar, seguirían el rastro de Voldemort y que contaba con Harry para eso. Harry se sintió un poco aliviado y pensó que con Dumbledore a su lado, la próxima vez que encontraran a Voldemort, le vencería de una vez por todas, el terror que existía desaparecería y él vengaría la muerte de sus padres. A Harry le parecía que todo eso estaba aún muy lejano, pero no sabía que el histórico enfrentamiento que planeaba sucedería mucho mas pronto de lo que creía, pues Voldemort, en algun lugar muy lejos de Hogwarts, ya estaba reuniendo a nuevos mortífagos y preparándose para el enfrentamiento definitivo.

F I N
http://www.harrylectores.onlyhere.net/
hplwebmaster@yahoo.com
Aprieta:Ctrl+D para colocarme en tus favoritos.