Make your own free website on Tripod.com

|Principal | Escribe | Reglas | Historias |

HISTORIA COLECTIVA

. : continuación - página 3 : .

En el libro, habia como una especie de pequeña televisión, a Harry le recordó a la del diario de Tom.S.Ryddel, pero en el se veia a Hermione atada a una especie de palo, tenia un corte en la cara y parecia muy debil, la veian moverse y la oian respirar.

-¡HERMIONE! -gritó Ron, pero la muchacha parecia no escucharle.

Harry se fue a una mesa en la que habia una pluma y escribió en el libro: "¿Hermione puedes oirme?". La chica se levantó y dijo:

-¿Harry?, si puedo oirte ¿Donde estas? ¿De donde sale tu voz?

Harry y Ron miraban asombrados el pequeño cuadradito en el que Hermione se movia inquieta buscandoles con la mirada. Ron cogio otra pluma y escribio: "Tranquila Hermione, vamos a sacarte de ahi"

-¿Ron?¿Donde estas? -Hermione parecia desconcertada.

Derrepente Harry y Ron fueron absorbidos por el libro.

Aparecieron ambos en un bosque oscuro. Harry y Ron estaban muy confundidos por lo acontecido.

-¿Dónde estamos? –preguntó Ron.

-Creo que dentro del libro.

-Bueno, si estamos dentro del libro...Hermione debe estar por aquí- Ron entonces comenzó a gritar – ¡¡HERMIONE!!

Pero no se escuchó nada, entonces tanto Ron como Harry comenzaron a gritar al mismo tiempo.

-¡¡¡¡HERMIONE!!!!!

-¿HARRY? ¿RON? –contestó una voz femenina a lo lejos.

-¿¿HERMIONE DONDE ESTAS??

- AQUÍ. ¡AYUDA!

Entonces tanto Ron como Harry comenzaron a correr por el extenso bosque siguiendo la voz de Hermine. Hasta que llegaron a un claro y encontraron a Hermione parada en la mitad del mismo. Ron al verla corrió hacia ella y no pudo evitar darle un abrazo mientras decia “pense que no te volveria a ver”. La chica reaccionó con sorpresa ante el abrazo pero estaba tan asustada que respondió al mismo. Harry los miraba con extrañesa hasta que al fin dijo:

-¡Dejen la luna de miel para mañana tenemos que salir de aquí! – Ron y Hermine lo observaron con rabia mientras se separaban. Entonces la chica dijo:

-Pero no puedo – y al decir esto señaló la cadena mágica que la retenia por la parte del tobillo –he tratado de escapar pero esta cosa no me deja mover.

-¿Cómo haremos para sacarla?

-¡Silencio!- dijo Hermione en ese momento -¡Viene alguien escondanse!

Al oir que alguien se acercaba Harry y Ron se escondieron detrás de un arbol, donde observaban si que fueran vistos en la escena.

En unos breves minutos entro al claro un hombre de unos aproximadamente 25 años de edad, que llevaba en su rostro una fea y desagradable cicatris. El hombre con la mirada turbia observó a Hermione como si se tratara de escremento. La tomó por el brazo y le dijo:

-¡Maldita sangre sucia, tu vienes conmigo!

Hemione estaba asustada y gritó mientras el hombre la empujaba y caia al suelo. Ron desde su escondite observaba todo diciendo en voz que solo Harry podia escuchar “maldito quitale las manos de encima”; sin embargo Harry le dijo en voz baja: “calmate Ron esperaremos hasta que la libere y despues actuaremos”.

Hermione seguía en el piso, miraba al hombre con intenso odio.

-¡¡Levántate niña!! –ordenó el extraño.

-¡Maldito seas! –dijo ella levantándose lentamente y manteniendo la mirada de odio.

-No dirías eso si supieras lo que te espera – dijo con voz áspera mientras esbozaba una malévola sonrisa – si lo supieras me estarías suplicando.

-¡Pues yo no tengo miedo! -dijo ella con convicción.

-Pues deberías– y amenazándola con la varita le dijo – mas te vale que no te muevas.

Hermione se quedó paralizada mientras el hombre sacaba una roca de su capa y decía “pedro finnetten cate”. Inmediatamente las cadenas que ataban a Hermione desaparecieron. El hombre la tomó violentamente del brazo y la llevo consigo y desaparecieron en el bosque.

Harry y Ron salieron de su escondite dispuestos a seguirlos y liberar a Hermione del dominio del mortifago.

El mortifago comenzó a caminar muy rapido, arrastrando a Hermione que hacia fuerza para intentar liberarse.

-Tenemos que liberar a Hermione antes de que lleguen a donde alla más mortifagos -dijo Harry.

-Estoy de acuerdo.

-¿A la de tres?

-o.k.

-una...

-dos...

-TRES!

Harry y Ron se lanzaron encima del mortifago y comenzaron a pelearle, la varita del mortifago salió despedida por los aires, Hermione la alcanzó y la partió. Harry y Ron lanzaron al mortifago un PETRIFICUS TOTALUS, pero un hechizp de 1º curso no aguantaria mucho ante un mago tenebroso.

-¡¡CORRAMOS!! -dijo Harry. Ron agarró a Hermione de la mano y los tres salieron corriendo por el bosque. LLevaban ya un rato corriendo cuando se pararon agotados.

-Gracias -susurró Hermione mientras recuperaba el aliento sin soltar a Ron de la mano -gracias por meteros en este lio para sacarme de aqui, sois estupendos.

-¿Qué pensabas?-pregunto Harry -¿Que ibamos a dejar abandonada a nuestra biblioteca andante particular? -Harry sonreia -de eso nada.

Hermione tambien sonrió.

-Hermione, si no estas tu nos falta un elemento -dijo Ron -una parte de nosotros, no podiamos abandonarte.

-Gracias chicos, sois estupendos.pero ¿como entraron aqui?

-Fuimos absorbidos por el libro -dijo Ron con la misma tranquilidad como el que dice que ayer llovió.

-Ah -contestó Hermione -¿Y como salimos?

De repente oyeron una voz familiar que hacia eco, no sabian de donde llegaba.

-Asi es como les escuchaba yo a ustedes antes -dijo Hermione.

-Eso significa que alguien nos esta mirando por el libro -dijo Harry.

La voz decia: "Harry, Ron, Hermione, ¿estan bien?" -Harry la reconoció en seguida. Era la voz de Albus Dumbledore.

Dumblendore sacó su varita y con un simple gesto la agitó dos veces al aire y tocando el libro con esta, aparecieron Harry, Ron y Hermione. Tan pronto el profesor Dumbledore se habia serciorado de que los tres se encontraban bien, los hizo que lo siguieran hasta su despacho. Al llegar hizo que tomaran asiento y tomó una silla él tambien. Harry abrió la boca para comenzar la explicación pero la cerró tan pronto Dumbledore levantó el dedo como señal de silencio. Dumbledore entonces habló:

-Sabia que no cumplirian mi orden de ir a sus dormitorios...- Ron temblaba esperando lo peor, Harry estaba seguro que serian expulsados de Hogwarts, el Profesor continuó - pero como Griffindors que son... sabia que pondrian primero como prioridad la seguridad y ayuda que necesitaba su amiga ante cualquier impedimento.

Harry y Ron se comenzaban a sentir mejor. Hermione sonrió. Dumbledore volvia a asomar atraves de sus gafas una mirada severa y estos volvieron a estremeserse.

-Pero tienen que aprender a esperar mis niños, unas de las más importantes virtudes de la vida. -dijo. En esos momentos tocaban a la puerta del despacho y apareció con una mirada de odio, el profesor Snape seguidamente la profesora McGonagall.

Harry se habia levantado de su silla.

-¡Profesor Dumblendore -dijo Harry mirando a Snape a los ojos- el profesore Snape tiene que ver con el secuestro de Hermione! Ron se habia tambien levantó de su silla y miraba a Snape con odio.

-¡Y vimos cuando tenia el libro en el que Hermione se encontraba y observaba lo que seria una masacre! -añadió Ron.

-¡Como se atreven! -gritó Snape dando unos pasos hacia estos. El profesor Dumblendore lo detuvo poniendose en su camino.

-Harry, Ron -dijo Dumbledore tranquilamente - el profesor Snape fue quien nos alertó de donde se encontraba Hermione.

Estos se habian quedado boquiabiertos. Hermione comenzaba a mostrarse palida.

-Si hicieran sus tareas, sabrian que los sacrificios hechos por los mortifagos hacia los sangresucias se hacen atraves de libros...-dijo Snape con tono de victoria - y yo supuse que la señorita Grangler seria sacrificada en este libro -dijo con una sonrisita llena de victoria tomando el libro.

Hermione abrió los ojos como recordando saber lo que habia explicado Snape. La prosesora McGonagall se acercó a Hermione y pidio permiso para llevarla a la enfermeria. Tan pronto salieron, Harry y Ron volvian a tomar sus sillas.

-¿Y como sabia que seria en ese libro?-pregunto Harry.

-Los sacrificios estan acompañados de rituales...- contestó Snape -cosa que ya deberian saber... Solo tuve que dirigirme a la sección de Rituales y buscar entre los libros, claro conté con la ayuda de la señora Pince.

Harry y Ron tenian la cabeza bajada y no sabian que decir. Harry pensó que Snape no era lo que parecia ser.

-Por el mortifago, no se preocupen ya nos ocuparemos de el ... y de su gente.- dijo Dumblendore.

-Sentimos haber interpretado las cosas mal profesor Snape- dijo Harry. Ron miró a Snape pero no dijo nada. Snape solo le dirigió la misma mirada de desprecio y se sentó en una silla al lado de la de Dumblendore.

-Pueden irse - pidió Dumblendore. Harry y Ron salieron con cara de aliviados del despacho se dirigian a la enfermeria con el plan de bajar al gran comedor con el resto de los estudiantes. Al cerrarse la puerta Dumbledore se dirigió a Snape.

-Severus, esta estuvo muy cerca, si Harry y Ron no hubiesen llegado... la señorita Grangler....- dijo Dumbledore mirando el libro.

-Pero llegaron Albus, pero llegaron. -dijo Snape.

.:FIN:.

¡Dirigete a la sección .:Escribe:. comienza una nueva historia o contribuye a continuar otra!colectiva.
http://www.harrylectores.onlyhere.net/
hplwebmaster@yahoo.com
Aprieta:Ctrl+D para colocarme en tus favoritos.